Mensajes de la Virgen María y Jesucristo 2013

Ultimos-mensajes

Deja tu pedido en el “Buzón de Peticiones” de MEDJUGORE

Ultimos-mensajes

cristo

Parábola del sembrador

“Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando Él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: «He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga.”

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESÚS 27/11/09

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESÚS CRISTOA SU HIJA LUZ DE MARÍA

27 DE NOVIEMBRE 2009

 

Amadísimo Pueblo Mío:

Reciban Mi bendición. Una vez más vengo a Mi Rebaño, a los Míos, a quienes pido amor, amor, para sus hermanos; amor en todo momento. Así como lo reciben de Mí, deben transparentarlo hacia sus semejantes.

En este momento en que la humanidad se sume en el desamor, ustedes, Mis soldados, deben combatir con Mi Amor, y unidos en uno solo, VENCEREMOS, a pesar de que ante ustedes todo parezca contrario.

Mi camino no es fácil mas está colmado de satisfacción, de fortaleza, de fe, porque Yo no les dejo solos, y Mi Madre les socorre en todo momento; así como Mis ángeles les miran constantemente, para mantenerse al frente de cada uno de ustedes y encauzarles en el camino.

No es fácil, para ustedes Mis amados, el momento presente. El corazón se duele ante tanta violencia, maldad, falta de sinceridad, mentira, pero sobre todo falta de fe en Mi Palabra y desobediencia a Mis llamados.

La naturaleza les muestra la prontitud de los acontecimientos y la humanidad camina sumida en el desenfreno, que cada día le lleva a desvalorizar el don de la vida, a vivir como en una selva, en donde el más fuerte es el que mantiene su lugar.

Mi Corazón se duele por tanta maldad existente; ya no puedo detener cuanto se avecina. En adelante, ustedes que sí conocen Mis llamados y la urgencia de los mismos; ustedes sí mirarán cada señal con confianza en Mi protección, pero a la vez con asombro ya que conocen bien el desenlace de los mismos.

¡Tanto les he llamado a reconsiderar el obrar y actuar de cada uno!, mas el cotidiano vivir les envuelve una y otra vez en ese precipicio, del cual no puedo rescatarles si no cambian de vida. Pronto muy pronto, la misma naturaleza les irá marcando el paso. Ella se rebela contra el hombre cada día más, ella que es afín a nuestra Voluntad, se rebela contra el mismo hombre que le hace padecer cada día, porque camina en contra de Su Creador.

Hoy llamo a Mis fieles a redoblar la oración, para que mantengan esa fe invencible, firme, en la que se refugien no sólo ustedes y los suyos, sino todo aquél que se acerque a ustedes.

Son Mi esperanza, para que no se pierdan más almas, ésa debe ser la consigan de cada uno de ustedes, Mis fieles: ganar almas, hacerles ver la verdad de los acontecimientos y redoblar la oración, sin olvidar que el rezo del Santo Rosario es bendición, bálsamo, escudo, espada; es defensa, amor, y protección.

Es urgente que el mundo conozca y sea consciente del instante en que viven, y sólo mediante la difusión de Mis llamados, es que algunos se conmoverán y se detendrán a pensar en los signos de este instante.

Hijitos, Mi Israel: el momento apremia, prepárense, el momento apremia. El cumplimiento está a las puertas, la violencia, la decadencia moral, Me lleva a precipitar todo lo anunciado por amor a ustedes, por misericordia.

Mi Amor sobrepasa todo límite que se imagine el hombre; basta un solo instante en que se arrepientan sinceramente, para que Yo perdone y ame, ame y perdone. En su lugar recibo ofensas, olvido, desprecio; en su lugar los países aprueban leyes con las que se burlan de Mí, con las que abofetean Mi Rostro una y otra vez, ignorándome, desafiándome, alejándome de la vista de los Míos para que Me olviden, aceptando leyes vergonzosas mediante las cuales, criaturas del mismo sexo se unen, causando dolor a Mi Corazón.

Amadísimos Míos: esto es sólo el inicio de cuanto espera a la humanidad; humanidad que salió de la Mano de Mi Padre por amor, y ahora se torna en contra del Amor Divino, para sumergirse en las garras de satanás que bien les está engañando y les alejará de Mí, porque dejarán de mirarme, de amarme, de necesitarme.

Ustedes Mis fieles: oren, para que cuanto Mi Madre anuncia insistentemente, venga pronto, venga pronto, y no se pierdan más almas. Parece que una y otra vez les repito lo que ya saben, pero es que Mi Pueblo, en ocasiones olvida Mi Palabra; y es Mi deber, traerles a la mente, al corazón, la cercanía de cuanto les He anunciado.

Amados: comprendan la urgencia de Mi llamado. ¡Ya no hay tiempo, ya no hay tiempo, ya no hay tiempo! Manténganse cerca de Mí, de Mi Madre; pidan fortaleza, y no se precipiten en el actuar, para que den testimonio de Mi Amor que mora en ustedes. Sean valientes, no teman defender la fe en Mi Palabra, aunque por esto les llamen locos. No olviden lo que padecí por ustedes: Mi Tesoro. Ahora cada uno tiene un tesoro que defender, por el cual luchar, y este tesoro son sus hermanos.

Hijitos amadísimos de Mi Corazón, no hay tiempo. Y, ¿qué se debe hacer cuando no hay tiempo? Refugiarse y prepararse. Así que, “el que tenga oídos que oiga”; la violencia aumentará a niveles desconocidos e impensables. Así ustedes redoblen el amor, la unidad, la fe, y la oración.

Caminamos, sí, caminamos unidos al encuentro con lo anunciado. No teman, Yo estoy con ustedes, y Mis ángeles levantan sus espadas para defenderles. Mi Espíritu les da Palabras de sabiduría, para que calen en El corazón de aquellos que aún esperan una Palabra para regresar a Éste, que como mendigo de Amor, suplica, pide y ama.

Sólo cuando el hombre se enfrente a su propia realidad deseará que el tiempo vuelva atrás…

 

Leer Más Mensajes

Fuente: http://www.revelacionesmarianas.com/

Mateo 24 > El HOY y lo que viene muy pronto…

Jesus hermano francisco (WinCE)

Algunos fragmentos para tener en cuenta, que describen momentos actuales y otros que están por venir.

Mateo Capítulo 24

1 Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2 Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.

3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.

9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, 16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. 19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; 21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. 40 Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

45 ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? 46 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. 47 De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. 48 Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49 y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, 51 y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Jesus Secreto – Informe de quien fue realmente Jesus

Jesús Secreto (1 parte)

Jesús Secreto (2 parte)

Jesús Secreto (3 parte)

Jesús Secreto (4 parte final)