La Gran Hermandad Blanca


Hace miles de años, 32 seres extraterrestres, representando a diferentes civilizaciones unidas por las fuerzas de la Luz, llegaron a la Tierra para constituir un Gobierno Interior Positivo, la Hermandad Blanca del planeta. Ello ocurrió en el antiguo desierto de Shamo, el actual Gobi que comparten China y Mongolia.

Era la semilla de la luz, el llamado de alerta a la humanidad ante un momento definitivo y definitorio, y que nacería desde las más remotas y misteriosas arenas del desierto asiático. Sería la ciudad matriz, el “foco de la Iluminación”: Shamballa, centro espiritual del mundo intraterrestre de Agharta.

Hoy en día no es difícil escuchar de boca de los Lamas del Tíbet la existencia de este enclave, fundado en el pasado por “los Maestros del Cosmos” con el objetivo de contrarrestar la influencia de la oscuridad en el mundo, y constituir un foco de luz e información destinado al hombre del futuro que deberá reestablecer el orden perdido entre el Cielo y la Tierra.

Ver Todo el Artículo >

Anuncios